Plan específico contra la desertización en el archipiélago

Gabinete de Prensa de la Consejería de M. A. y Ordenación Territorial

http://selvadedoramas.blogia.com

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, informó hoy (28/12/2005) en sesión plenaria sobre el conjunto de actuaciones que su departamento ha puesto en marcha, y tiene previstas, en la lucha contra la desertificación en el Archipiélago, anunciando que en estos momentos se está negociando con el Ministerio de Medio Ambiente un plan específico para Canarias y la dotación de presupuesto para su desarrollo, y que comprende, entre otras, acciones contra la pérdida de suelos, actuaciones forestales, ganaderas y agrícolas.

Berriel también hizo una relación de las medidas que el Gobierno canario ha asumido en la lucha contra el avance del desierto en las Islas, entre las que se encuentra la elaboración de un documento de evaluación de la situación del Archipiélago Canario con respecto a los problemas de erosión y desertificación, de cuya elaboración se encarga actualmente el Instituto de Edafología de la Universidad de La Laguna.

Este informe se está realizando en virtud de las medidas y directrices que configuran una Estrategia Integrada de Lucha contra la Desertificación del Programa de Acción Nacional Contra la Desertificación, cuyo objetivo estratégico fundamental será la prevención o la reducción de la degradación de las tierras, la rehabilitación de tierras parcialmente degradadas y la recuperación de tierras desertificadas de las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas del Archipiélago.
Como objetivos complementarios se plantean la aplicación de medidas preventivas para las tierras aún no degradadas, pero que están sometidas a riesgos potenciales de desertificación, la puesta en valor de la aridez en las zonas semidesérticas naturales y el fomento de la participación de todos los sectores de la sociedad implicados. “Se trataría inicialmente de localizar las debilidades y fortalezas en la información existente sobre la desertificación y en su caso generar nueva información con el fin de establecer los escenarios prioritarios de las actuaciones y al mismo tiempo analizar críticamente los planes, proyectos y programas de ámbito autonómico, insular, local etc. con el fin de imbricarlos en un plan y en una estrategia coherente contra la desertificación”, explicó Berriel.

El consejero de Medio Ambiente señaló que, en paralelo a la elaboración de este Plan de lucha contra la Desertificación en Canarias, se encuentran en marcha políticas sectoriales, así como planes, programas y acciones específicas para las islas. En esta línea, se refirió a los planes de ordenación y restauración forestal, de corrección hidrológica forestal, las Directrices forestales, los planes energéticos, de gestión de recursos hídricos, de defensa y prevención de incendios forestales, la Estrategia Canaria de la Biodiversidad, el Plan Forestal de Canarias y el Plan Integral de Residuos de Canarias; a los que, para el ejercicio 2006, se añadirá el Plan específico de Conservación y Restauración del Entorno Natural, con una inversión total para Canarias superior a los ocho millones y medio de euros (8.500.000 €).

Domingo Berriel también mostró su preocupación por la situación de las islas de Fuerteventura y Lanzarote en donde, afirmó, “tenemos que realizar un esfuerzo mayor, porque son las más afectadas por estos procesos negativos”. En este sentido, explicó que para Fuerteventura “ya se vienen desarrollando actuaciones contra la erosión y la desertificación desde el Plan Forestal de Canarias, que desde el 2000 al 2005 ha supuesto una inversión en esta isla de 2.118.328 euros, que se concretan en más de 10 actuaciones principalmente de corrección hidrológica de cuencas, restauración de gavias y encauzamientos de barrancos”.

Asimismo, reseñó que, en el nuevo convenio de restauración hidrológica, que se formalizará próximamente con el Ministerio de Medio Ambiente, se prevén inversiones en Fuerteventura por un importe cercano a los 300.000 euros, destinados a la Restauración Hidrológica de las laderas del Aceitunal, Vallebrón, La Atalaya, Barranco de Las Peñitas, de Betancuria, Pozo Negro, La Sice, Tarajal de Sancho y Cardón.

En cuanto a la isla de Lanzarote, recordó que, con motivo de las consecuencias de la tormenta Delta en dicha isla, donde la fuerza del viento barrió la arena (lapilli) que cubre los enarenados, dejando al descubierto la tierra y el suelo fértil, se han activado medidas extraordinarias de restauración ambiental, “fundamentalmente en cuanto a la necesaria recuperación de sus peculiares estructuras agrarias y, por tanto, la reposición de arenados, siendo de urgencia esta acción por la posibilidad de que se produzcan lluvias de cierta intensidad que provocarían la erosión y el arrastre del suelo

Página web: Plan especifico contra la desertizacion en el archipielago