Docentes de diferentes islas estudian la vegetación,
naturaleza y geología insular

Itziar Fernández,
Puerto del Rosario,
La provincia, martes 28 02 2006

foto de L Provincia del grupo ACECLa Asociación Canaria para la Enseñanza Científica (Acec) celebra esta semana el curso ´Fuerteventura: geología, naturaleza y actividad humana´, con una participación de 38 docentes de Tenerife, Gran Canaria, El Hierro y la Maxorata. El programa se inició el pasado domingo y la primera jornada se dedicó ayer al estudio del jable en las playas del Sur. El geólogo Juan Miguel Torres fue el encargado de dar la charla sobre el terreno en una primera visita por la zona conocida como Huesos del Caballo (Pájara) para el estudio de los fósiles de pardelas que datan de hace 30.000 años, cuando el clima de la Isla era más frío. Con un repaso de la importancia e historia de la climatología que han sido fundamentales para el uso de energías alternativas como la eólica.

Seguidamente, el grupo se trasladó a la playa de La Barca para ver la franja intermareal más extensa de Canarias, que se caracteriza por la exclusividad de la subida y bajada de mareas. El grupo pudo contemplar las algas y microorganismos que simulan a los primeros que dieron comienzo a la formación de la Isla.

"A diferencia de otros saladares que van en descenso, en el del Sur de Fuerteventura existe una tendencia a crecer", apostilló el geólogo. Otra parada se hizo en Pecenescal, para ver el movimiento de la arena y sus riesgos de estabilidad, dado que la construcción (bien sea de edificios o carreteras) está cortando el flujo del viento, "lo que supone el problema ambiental más serio de la zona". Por ejemplo, "las dunas han sufrido un descenso de forma importante", apostilló. Torres ahondó en la existencia de fósiles de moluscos marinos en periodos cálidos y húmedos en Matas Blancas.

La visita se completó en la playa de Las Aquetas, que se distingue por las acumulaciones de yeso debido al clima seco reinante.

Por otro lado, el coordinador del curso, Luis López Beltrán, anunció que la expedición visitará hoy el ecomuseo de la Alcogida de Tefía, y la Cueva del Llano, y en el programa prevé estudiar mañana la geología, formaciones vegetales, suelos, recursos hídricos y ecosistemas del macizo de Betancuria, el Llano de Santa Catalina, Castillo de Lara y las actividades agrícolas tradicionales en la Majada del Estanco. Así como la vegetación natural y control de la erosión del Valle de los Granadillos, la Presa de Las Peñitas, el oasis de la Madre del Agua y Ajuy.

Otra de las excursiones más esperadas se llevará a cabo en el paraje protegido de Montaña Cardón (Pájara) y los técnicos explicarán sus edificios geológicos, la vegetación arbórea y de matorral endémica como el acebuche y su enorme valor paisajístico. Otra de las zonas que se incluyen en el programa es el poblado aborigen de la Atalayita, los volcanes en el Malpaís de La Arena y el barranco de Los Molinos y Presa de Las Peñitas.

Luis López Beltrán recordó que hacía dos años que no se impartía en la Isla este curso subvencionado por la Consejería de Educación. "Entendemos que esta Isla es extensa y se debería acudir con más frecuencia. La última vez el curso se centró en el Norte", indicó el coordinador. En este sentido, los profesionales participantes aseguraron que el conocimiento de los recursos, historia y características de las siete islas son fundamentales durante las clases. "Los profesores se llevan numeroso material que les sirve para las clases prácticas en las diferentes asignaturas", anunció el coordinador, López Beltrán.